Inicio | Correo | Mapa del sitio

Cofradía Nuestra Señora de la Piedad

Iznájar (Córdoba)

Documentos

En 1.637 Roque Gómez Bonifaz, que había entrado a servir como santero en la ermita, quiso dejar constancia escrita de la Virgen de la Piedad con el testimonio de un buen número de iznajeños, todos de edad avanzada, que coinciden en lo esencial al referir la antigüedad de la imagen, los detalles de su hallazgo y el periplo de ésta hasta su traslación al santuario del barrio de La Sima, que es el actual, erigido a principios del siglo XVII. Como muestra de las referidas declaraciones transcribimos la siguiente:

Rodrigo Copete, uno de los más antiguos de esta villa, y que se halló en la guerra de Granada en servicio del duque de Sessa cuando asistió a la persona de su alteza el señor don Juan de Austria y en todas las acciones que su excelencia hizo, dijo ser de edad de noventa y ocho años, y que conoció una ermita en el sitio que llaman de la Antigua Vieja, formada de cuatro pilares de ladrillo con cobertizo , y que siempre ha oído que esta imagen es muy antigua y que fue hallada , luego que esta tierra se ganó a los moros, en una calera, y que fue fama la escondieron los españoles cuando España perdió, y que esta calera estaba hecha del tiempo de los godos, y que había sido siempre muy nombrada de los naturales y forasteros y muy milagrosa y que, por ser tan antiquísima, se llamaba de la Antigua. La conoció por muchos años en el Barrio Bajo, en su iglesia, hasta que se iban perdiendo las casas, que Juan Doblas dió traza para fabricar la casa que hoy tiene, y no lo firmó por no saber.

Benedicto XIII concedió indulgencia plenaría en 1724 a todos los fieles cristianos que visitasen la ermita de La Antigua el viernes de Dolores, por un perido de siete años .

"A todos los fieles de Cristo que leyeran estas letras Salud y Bendición Apostólica.

Para mayor incremento de la Religión y salud espiritual de las almas. Tratando de extender con pieadosa caridad los tesoros espirituales de la Iglesia, concedemos misericordiosamente en el Señor, la indulgencia plenaria y la remisión de todos los pecados a todos los fieles de Cristo, de ambos sexos, verdaderamente arrepentidos y confesados, reconfortados con la Sagrada Comunión, que visitaren devotamente la iglesia o Capilla de la Beatísima Vigen María de las Angustias en la villa que se llama de Iznájar, en la diócesis de Córdoba. Esta visita se entiende ha de ser a sus altares y capillas ya sea en grupos o individualmente, sin poder ganar otra indulgencia concedida.

Se ganará en la feria VIª -viernes- después del domingo de Pasión (viernes de Dolores) desde las primeras vísperas (tarde del jueves) hasta la puesta del sol de ese mismo día. Todos y cada uno de los años.

Al mismo tiempo allí han de ofrecerse piadosas preces por la concordia entre los principes cristianos y por la erradicación de las herejías y la exaltación de la Santa Madre Iglesia.

Serán válidas estas letras por un septenio solamente.

Es nuestra voluntad que por la visita a esta iglesia cualquier otro día del año así como a sus altares, no se pueda lucrar otra indulgencia ya concedida a tiempo aún no pasado o perpetua, sea esa a condición pedida u ofrecida sin pedirla. Dicha concesión ha de ser tenida por nula.

Dado en Roma, junto a Santa María la Mayor, bajo el anillo del Pescador a XIX de Julio MDCCXXIV. De nuestro pontificado año primero."

Gratia pro Deo

Principal / Historia / Documentos